Loading...

Nuestro centro “La Nazarena” en la localidad de Florencio Varela / Buenos Aires, dispone de una ubicación estratégica rodeada de numerosos y diversos barrios en situación de vulnerabilidad social. La misión del Centro es responder y dar apoyo frente a las necesidades de educación, salud y trabajo de estas comunidades.
En el área de educación este año se incorporó la posibilidad de que alumnos mayores de 18 años puedan prepararse en nuestro centro y rendir sus últimas materias para finalizar su secundario y acceder a posibilidades más prometedoras para su futuro.
En trabajo, se realizan cursos de formación en gastronomía, peluquería, barbería, informática y programación, fin de que los alumnos puedan concretar sus propios emprendimientos y logren acceder a un empleo digno. Actualmente finalizó una tanda de 14 cursos con un total de 210 alumnos, y está comenzando otra.
En el área de salud, La Nazarena cuenta con un grupo de profesionales médicos voluntarios que realizan controles periódicos y jornadas de vacunación. En este momento estamos abocados a una colecta para poder comprar suplementos vitamínicos y medicamentos para nuestros niños, ya que a causa de la nutrición deficiente y la liberación de gases por basurales a cielo abierto, se produce en la mayoría de los niños infecciones respiratorias y sistemas inmunológicos deprimidos.

¡Dé a los jóvenes una oportunidad de futuro !

Ayudamos, porque creemos. ¡Ayúdanos!

Como central de las misiones de las Hermanas de María de Schoenstatt, apoyamos muchos proyectos de nuestra comunidad en todos los continentes. Nuestras Hermanas en los lugares concretos donde se encuentran, tienen un contacto cercano y directo con la gente. Con su ayuda podemos llegar a más personas. Concretamente, con transparencia, con amor.

Nuestros proyectos actuales

Voces personales

„Nuestra realidad es difícil, pero el apoyo que encontramos en el centro nos ayuda a superar nuestros problemas y a obtener las condiciones necesarias para alcanzar nuestros objetivos“.

„Estoy feliz de haber crecido en la Juventud de Schoenstatt. Allí aprendí cómo educarme a mi misma“.

„¿Por qué sigo viniendo? Es la alegría que siento cuando veo que nuevas chicas vienen al campamento de invierno y experimentan lo mismo que yo. Me encanta leer las cartas al final para ver cómo he influido en la vida de las niñas. Quiero que piensen en mí como una hermana y no como una líder“.

„Los miércoles aprendo a hacer crochet y a tejer, y ya he hecho unas cuantas cosas. Hago felices a todos en nuestra familia en Navidad“.

„Cuando se entregó el paquete mensual, el padre de la familia nos dijo que llevaban dos días sin comer“.

„Se puede ver lo contentos que están los niños de poder ir a la guardería todos los días y encontrar un lugar agradable para jugar y pasar tiempo con sus amigos“.

„Doy las gracias a Raio de Sol por formar parte de mi infancia y ayudarme a convertirme en quien soy hoy“.